Las mujeres están dispuestas a soportar el dolor con tal de lucir sus tacones favoritos.

Pero no solo los pies sufren las consecuencias de llevar un calzado inadecuado, también las rodillas y la espalda resultan afectadas, porque los tacones desplazan el peso del cuerpo hacia delante, aumentando así la presión sobre los dedos y obligando a adoptar una postura corporal que compense este desequilibrio, de forma que todas las articulaciones se resienten.

Desde Laboratorios Losan®, con el gel polímero Gelastic Losan® queremos ayudarte a paliar estas dolencias. Te mostramos tipos de lesiones y el producto adecuado para cada una de ellas.

Algunas de las principales lesiones que se pueden sufrir en los pies por el uso de tacones:

Juanetes: cuanto más estrecho sea el zapato y más alto el tacón, más posibilidades de que se desarrollen juanetes, una afección que se caracteriza por la desviación hacia dentro del dedo gordo del pie, que puede incluso llegar a superponerse sobre el dedo más cercano.

 

Dedos en garra: se trata de una deformidad que hace que los dedos del pie se encorven hacia arriba.

Puedes encontrar nuestros productos en tu farmacia o en nuestra tienda online (pinchando sobre cada imagen).

¡Luce tus tacones favoritos!

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: