PIES, salud

Cuida tus pies en Invierno

Con el frío, los pies se ocultan entre calcetines, zapatos y botas. Que no estén a la vista no implica dejar de seguir una rutina para su cuidado.

Durante el invierno es cuando los pies suelen ser los grandes olvidados, escondidos bajo calcetines tupidos, calzado cerrado y botas gruesas. Toma importancia cuidar los pies fríos para que no aparezcan diversas lesiones que comprometan su salud. Las bajas temperaturas invernales pueden afectar a la buena salud de los pies y facilitar la aparición de problemas cutáneos, como pueden ser los sabañones. ¿Qué son los temidos sabañones? Es afección que proviene de la inflamación de los vasos sanguíneos de la piel de los dedos como consecuencia del frío, y cuando los pies se exponen a temperaturas bajas de manera prolongada o repetida.

¿Por qué hay que prestar atención a los pies también en invierno?

La falta de hidratación en los pies, la exposición a cambios de temperatura y el uso de calcetines y calzado no adecuados pueden favorecer la aparición de lesiones en los pies.

Además, cuando los pies están fríos, se produce una contracción de los vasos sanguíneos del pie que impide que el oxígeno llegue bien a la piel y aparece una respuesta inflamatoria que se suele traducir en picor y dolor.

¿Cómo hacer el cuidado de los pies en invierno?

El Colegio Oficial de Podólogos de Castilla – La Mancha recomienda en invierno seguir una rutina de cuidados del pié para evitar estas lesiones, y enfatiza poner atención a estos aspectos:

  • Calzado. Que se adapte al pie y que nos sintamos cómodos, que no opriman para evitar rozaduras. Si por el contrario quedan holgados, el pie no estará sujeto y se forzarán los músculos al andar. A la hora de elegir unas zapatillas, es importante que tengan una buena suela para que aísle del frío y que sea antideslizante para evitar caídas. También es importante evitar que los pies se queden fríos.
  • Calcetines. De fibras naturales, como la lana o el algodón. De esta forma, se evita que los pies estén fríos y se controla la sudoración excesiva. De tamaño adecuado para que no opriman el pie ni dificulten la circulación.
  • Cómo calentar los pies. Los cambios bruscos de temperatura a los que sometemos a nuestros pies pueden facilitar la aparición de sabañones. Por eso, hay que evitar calentarlos con radiadores, estufas o bolsas de agua caliente.
  • Hidratación. Beber la cantidad de líquidos recomendada mejorará la circulación sanguínea y evitará los pies fríos. También puedes hidratar el pie con cremas hidratantes específicas que puedes aplicar con un suave masaje para que entren en calor.
  • Cuidar la alimentación. Los alimentos que contienen vitaminas C, E y K favorecen la circulación, lo que ayuda a mejorar la salud de los pies.

 

  • Cortar las uñas correctamente, de forma recta y eliminar picos de los extremos, evitando la aparición de uñas encarnadas e infecciones. Hay que tener cuidado y no cortar las cutículas e hidratar bien los pies después de la pedicura.

Fuentes:

  • Consejos para cuidar tus pies en invierno. Colegio Oficial de Podólogos de Castilla-La Mancha.
  • Chilblains. Mayo Clinic.
  • Cómo evitar la aparición de sabañones por el frío en los pies y en las manos. Hospital de Manises.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *