Publicado el

Estudio CinfaSalud running, consejos para evitar lesiones en su práctica

CinfaSalud ha publicado su VI estudio sobre el running con la percepción y hábitos de los corredores y corredoras españoles.

El estudio se ha recogido a través de una encuesta online a 2400 personas que practican este deporte y está avalado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte, y entre otras cosas nos aportan los siguientes datos:

Más de tres millones de españoles practican running de manera habitual 6 de cada 10 son hombres y 4 de cada 10 son mujeres.

La actividad física habitual favorece el sistema inmunitario, reduce la susceptibilidad al estrés y favorece la integración social de los niños y los jóvenes, entre otros beneficios.

Pero también en el estudio nos advierten sobre las posibles lesiones que podemos sufrir en ésta práctica y a las que hay que prestar atención especial, ya que cuando corremos más de doscientos músculos, huesos y articulaciones deben coordinarse, tanto para aumentar la velocidad y la resistencia, como para evitar lesiones.

Las lesiones más frecuentes en la práctica del running son:

  • Fascitis plantar.- una lesión que suele aparecer de forma paulatina y se debe a menudo por el uso de un calzado inadecuado, por pasar a correr sin la transición adecuada a velocidades demasiado elevadas o de terrenos lisos a abruptos, y por recorrer distancias demasiado largas sin la preparación adecuada.
  • Tendinitis aquilea.- puede estar provocada tanto por la pérdida de flexibilidad del tendón debido a la edad, como por sobrecarga, errores en la técnica de la carrera y/o en el plan de entrenamiento, la pronación del pie, el uso de calzado inadecuado o el sobrepreso.
  • Esguince de tobillo.- se produce por lo general por la irregularidad en el terreno o el uso de calzado inadecuado.
  • Tendinitis rotuliana.- producida normalmente, por la sobrecarga de la zona y los microtraumatismos provocados por movimientos repetitivos de alto impacto, como correr o saltar sobre superficies duras.
  • Periostitis tibial.- puede estar provocada por cambios demasiados bruscos en la intensidad y el volumen del entrenamiento, errores en la técnica o la falta de estiramiento.
  • Distensión o rotura de los isquiotibiales.- puede producirlo, entre otros, un calentamiento insuficiente, una técnica de carrera errónea o un cambio brusco de velocidad en la carrera.
  • Dolor lumbar.- lo provocan causas muy diversas, como por ejemplo, correr con la espalda encorvada, el uso de un calzado que no amortigüe lo suficiente, aumentos en la carga del entrenamiento sin la progresión adecuada, padecer sobrepeso o debilidad en la musculatura de la faja abdominal, etc.

El running tiene muchos beneficios, pero también puede implicar riesgos para la salud cuando no se realiza con la preparación adecuada.  Las pruebas de esfuerzo, el plan de entrenamiento y la dieta deben cuidarse especialmente para evitar problemas.  En el estudio realizado también podemos encontrar ejercicios de calentamiento, estiramiento y flexibilidad,  para evitar problemas.

https://www.cinfasalud.com/wp-content/uploads/2017/03/Dossier_Estudio_CinfaSalud_Running_Marzo17.pdf
https://www.cinfasalud.com/wp-content/uploads/2017/03/Dossier_Estudio_CinfaSalud_Running_Marzo17.pdf

Os recomendamos leer el dossier completo del estudio para practicar running con seguridad y ayudar a vuestra salud, podéis encontrarlo aquí.  También podéis ver un resumen del estudio en esta página, os mostramos un resumen visual del mismo.

https://www.cinfasalud.com/areas-de-salud/cuidado-diario/deporte-saludable/estudio-cinfasalud/

En Gelastic Losan® llevamos más de veinte años investigando, innovando y produciendo el mejor protector y amortiguador de roces y presiones del mercado, recomendado por profesionales de la podología, medicina deportiva, traumatólogos, reumatólogos, farmacéuticos y enfermeros.  Puedes encontrar nuestros productos para cuidar la salud de tu pie en nuestra tienda online o pedirlos en tu farmacia habitual.

 

Publicado el

Metatarsalgia por sobrecarga, un problema común en runners

La metatarsalgia por sobrecarga es un problema frecuente en corredores que se produce como consecuencia del uso excesivo que se da a esta zona del pie, la cual debe soportar reiteradas veces el peso del cuerpo en cada zancada, despegue o salto.

Metatarsalgia es el término usado para describir una condición dolorosa en la región del metatarso del pie, justo antes de los dedos. Las cabezas de los metatarsianos pueden inflamarse por diferentes causas y provocan un dolor que se intensifica al caminar o apoyar dicha zona del pie.

Ese intenso dolor o metatarsalgia en la zona antepie puede confundirse con artritis o fascitis plantar. Los síntomas suelen empeorar al caminar o después de muchas horas de pie, pero cuando se está en reposo por lo general no duele. Además, este fuerte dolor en el pie al caminar provoca que el paciente trate de caminar de forma incorrecta para evitar el dolor, y esta alteración de la pisada a largo plazo puede hacer que aparezcan otros síntomas como dolor de espalda.

Para un diagnóstico correcto es fundamental acudir un podólogo para metatarsalgia que revisará el historial médico, los síntomas que muestra el paciente y los signos y factores de riesgo que pueden causar una metatarsalgia.

Las pruebas más habituales son:

  • Una radiografía del pie para poner de relieve la anatomía o la biomecánica del pie.
  • Una ecografía del pie para observar los tejidos blandos.
  • Un estudio biomecánico de la pisada sobre un baropodómetro, una plataforma conectada a un ordenador que mide la distribución de la carga en las plantas de los pies.

Dependiendo de su causa, se aconseja un cambio de calzado, bajar de peso, eliminar durezas en el pie o el uso de plantillas personalizadas para eliminar los puntos de presión máxima.

Para eliminar el dolor se recomienda un tratamiento, con ejercicios como:

  • automasaje del pie con una pelota,
  • automasaje y separación de los dedos del pie,
  • ensanchamiento del arco anterior del pie,
  • estiramiento de gemelos y soleo,
  • estiramiento de la musculatura anterior del pie y tobillo o
  • automasaje y movilización global del pie.

Nuestra esfera de rehabilitación puede ayudarte a realizar los ejercicios de automasaje recomendados por tu especialista.

En las fases de dolor más agudas con presencia de inflamación muchas veces es suficiente con una terapia farmacológica con antiinflamatorios no esteroideos. La infiltración con ácido hialurónico también se emplea para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

¡Disfruta del running pero atendiendo a la salud de tus pies!