La fascitis plantar en niños no es un problema demasiado común, ya que para padecer dolor en esta zona es necesario tener una vida muy activa y practicar deporte a menudo. Sin embargo, cada vez podemos ver más casos de fascitis plantar en niños de menor edad, sobre todo en niños que comienzan desde pequeños con un entrenamiento diario que suponga correr y saltar frecuentemente.

La fascitis plantar ya no es sólo un problema de salud propio de los mayores; los niños que practican deportes como el futbol, baloncesto, volleyball, ballet, gimnasia rítmica o atletismo entre otros ejercicios, también corren el riesgo de padecer molestias y dolor en esta zona.

Vamos a ver por qué se produce la fascitis plantar, cuáles son los principales síntomas que nos ayudan a detectarla, y cómo tratarla cuando aparece en nuestros hijos para acabar con ella cuanto antes y que no deje secuelas durante su desarrollo.

Casos más frecuentes:

En la planta del pie, todos tenemos una línea de tejido conjuntivo que conecta el hueso del talón con la parte anterior de nuestro pie, denominada fascia plantar. Este tejido conjuntivo puede irritarse y causar dolor en adultos y niños que practican mucho deporte a diario, sobre todo si implica saltar y correr, volcando todo el peso del cuerpo sobre el talón al pisar sobre el suelo.

Los niños cada vez practican más actividades deportivas desde pequeños, y la fascitis plantar en niños es una afección mucho más frecuente en ellos, ya no sólo en adultos deportistas.

Si nuestro hijo es muy activo, y notamos que se queja mucho de dolor en su talón o en la planta del pie, quizás sea el momento de acudir al médico para determinar si se trata de algún problema de fascitis.

  • molestias en el pie desde primer hora de la mañana, que va cediendo a lo largo del día
  • dolor del pie o del talón estando de pie o en reposo
  • dolor en los dedos del pie e incluso en el tobillo

El médico será quién determine de qué problema se trata, a través de un estudio de la marcha del niño y de las ecografías y radiografías que considere oportunas. El tratamiento será muy diferente en cada caso, según la gravedad y según la edad del niño.

Existen ejercicios de estiramientos que nos puede recomendar el médico para fortalecer la pierna y la planta del piel, aliviando la hinchazón en poco tiempo, y como método preventivo para que no vuelva a ocurrir en un futuro.

Los niños en todo caso deberán llevar un calzado adecuado, que sea de su talla, con una suela cómoda que no esté desgastada, y además mientras practican su deporte favorito, llevar un zapato que sea apto. Las almohadillas y plantillas ayudan a aliviar o evitar la aparición de fascitis plantar en niños, para ello te mostramos nuestros productos Gelastic Losan® apropiados.

Aunque siempre será el médico quién nos ayude a decidir qué tipo es la mejor para nuestros hijos cuando las necesiten.

 


2 commentarios

Podologo · 07/03/2018 a las 22:16

Muy buen artículo!

    LabLosan · 08/03/2018 a las 06:30

    Gracias por su comentario, nos anima a seguir mejorando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: