En deportes como el tenis o el pádel,  los pies también acostumbran a sufrir mucho debido a las fricciones que se producen en los desplazamientos, los arranques y las frenadas bruscas ya que son deportes muy explosivos.

Para minimizar los efectos que puede producir la aparición de ampollas es aconsejable que los deportistas no profesionales utilicen una zapatilla adecuada, del número correcto y con los cordones no excesivamente apretados, y procuren que los calcetines sean de algodón.

Un estudio reciente demuestra que, la aparición de ampollas en los pies es el principal contratiempo que sufren los deportistas aficionados en sus pies. El 61,1% de los encuestados así lo atestigua. El 38,9% restante afirma sufrir más a menudo durezas y callos. Entre aquéllos para los que la aparición de ampollas es el problema más habitual que padecen en los pies, el 45,5% las sufre en la planta de los pies, el 30,5% en los dedos y el 24% en la zona del talón.

Analizando los resultados obtenidos en este estudio, en el caso del tenis y del pádelcuanto más tiempo se pasa en la pista más factores se van a sumar para poder provocar una ampolla o una rozadura, por lo que es importante prestar una especial atención y procurar más cuidados en la zona de la planta del pie, que es la que más sufre.

Se recomienda cambiar el calzado deportivo como medida preventiva para evitar la aparición de ampollas en los pies que puedan llegar a provocar incidencias en la actividad deportiva y en la vida diaria.

Aunque no se observe a simple vista, los materiales de la zapatilla deportiva y el sistema de amortiguación se degradan con el tiempo y con la utilización, van perdiendo capacidades. Ello puede comportar que la piel y las articulaciones sufran más de lo deseado y que puedan aparecer durezas o ampollas. Si la actividad es muy intensa, independientemente del número de horas que se dedique, el cambio de las zapatillas debe realizarse de manera más frecuente.  De esta forma el deportista contribuye a evitar que aparezcan alteraciones a corto y medio plazo.

Para tratar  y prevenir las ampollas en la planta de los pies, los profesionales recomiendan nuestros productos:

Apósito Plantar de Gelastic Losan®que posee una elasticidad extraordinaria (coeficiente 1:12) que significa una inmejorable redistribución de fuerzas, lo que hace que sea el mejor protector y amortiguador de roces y presiones en el mercado con una liberación paulatina de aceite mineral de grado médico h3, que mantiene lubricada la piel, evitando ulceraciones y durezas.

 

Almohadilla Plantar de Gelastic Losan®, de uso indistinto en ambos pies que amortigua los roces y presiones en la zonal metatarsal.  Su delgadez y consistencia evitan la inestabilidad al usar el producto.

 

 

Puedes adquirirlos pinchando sobre la imagen en nuestra Tienda Online o a través de nuestros distribuidores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: